Bajo Aragón Distrito Caspe (Mequinenza)

1987

 

Volver al Catálogo

Fuerza contenida. Energía vital. Pueblo luchador, inquieto. La mina marca. También los ríos. Y estar a los pies del castillo. La Mequinenza milenaria murió. Las casas eran destruibles. Los hombres, no. El nuevo Mequinenza, de cerebral trazado, ahí está. Mucho sudor y trabajo. Y futuro. De momento imperfecto. Pero, como siempre, mequinenzanos saldrán. A la autopista. Al mundo.